Vuelve Carpanta.

De aldea en aldea...
23/5/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.393
0

 

Hace tiempo, releyendo alguno de los “ Superhumores” de la infancia, tuve la impresión de  que la mayoría de los personajes, y las propias historias en las que participaban, de una u otra manera no perdían vigencia con el paso de los años. Me refiero a los Rompetechos, Mortadelo y Filemón, los hermanos Zipi y Zape, Pepe Gotera  y Otilio, el Botones Sacarino….. La única excepción era Carpanta (Según el diccionario de la RAE Carpanta significa hambre violenta), el personaje de Escobar que toda su vida giraba en torno a la imperiosa necesidad de llevarse algo al estómago. Me parecía, aun con su gracia, que el personaje estaba trasnochado y obsoleto desde la perspectiva que proporcionan los tiempos del consumismo exacerbado y de la opulencia desmedida. Pues bien, a partir de ahora esas historias basadas en las peripecias de un hambriento que vive bajo un puente, que de vez en cuando desempeña oficios esporádicos y qué su única motivación es encontrar algo de comer, van a ser muy comunes y cercanas. ¿Alguien cree que estoy exagerando? Cierto es que nos cuesta reaccionar hasta que estas cosas no nos empiezan a tocar de cerca. 

Veintidós años después.

De aldea en aldea...
16/5/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.437
0

 

Los años pasan, no sé si en balde o en palangana, pero el caso es que pasan. Corrían los albores de la década de los noventa cuando seis chavales decidimos dar el salto al mundo de la farándula y recorrer casi todos los pueblos de la provincia ( y parte del extranjero; como nos gustaba decir) de fiesta en fiesta. Eran los años en los que la gaita ( dulzaina en otros territorios) empezó a recobrar el protagonismo que había perdido en las fiestas y en los actos sociales de la provincia. Eran , también años, en los que el autonomismo, conscientemente o inconscientemente, hizo que las generaciones emergentes miraran a la tradición con un afán de encontrar algo de identidad. Primero fueron los Gaiteros de la Calle Real, los verdaderos impulsores de la gaita, el tamboril y el bombo, en la mayoría de las fiestas de la provincia, y los que abrieron un camino que de momento no tiene retorno ; luego seguimos nosotros, los Triato Ta Tria ( los Tariro Tariro como nos llamaba algún Alcalde), los Gaiteros del Común, los Gaiteros de Pedraza, los Gaiteros de Santa Bárbara, los de la Falda del Castillo, Los Dulzaineros de San Esteban, los Gaiteros Doce Linajes, los Gaiteros de Soria, los Hermanos Mateo. Todos con un estilo muy particular, pero sin perder la herencia dejada por los Cesáreo Martín, Justino Flores, Nicolás Lagunas, Félix Cabrerizo, Andrés Cabrerizo, Jesús Barranco, Santos Encabo ……. Después, con el milenio, vinieron más; y todos con un denominador común, hacer fiesta y ser embajadores de la tradición. De esta manera se revitalizaron y resurgieron tradiciones, liturgias y ritos que en muchos casos estaban en el rincón de la memoria. 

Empieza el baile.

De aldea en aldea...
9/5/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.758
0

Con el “Catapán” se da el pistoletazo de salida a las Fiestas de San Juan. Las asambleas de vecinos, constituidas en Cuadrilla, con un “ Sí ” protocolario, además de aprobar las “cuentas” de la Cuadrilla, refrendan la oferta festiva de los Jurados. Atrás quedan los tiempos en que estos “ pecheros” participaban en el gobierno de la ciudad y las decisiones del vecindario, constituido en asamblea, eran realmente vinculantes. Hoy, en el siglo XXI, la cosa es bien distinta por lo que estos actos deben repensarse y acomodarlos a los tiempos que vivimos. No sería descabellado plantear, a pesar de lo que pueda pensar el sector Talibán de las fiestas, el cambiar al sábado el acto del Catapán. ¿ En qué se desvirtúa la esencia de las fiestas? En nada. Es más, sería un reclamo turístico impagable de cara a vender Soria como una ciudad festiva y poseedora de un patrimonio inmaterial incalculable, sacando de paso, una importante “ tajada” del asunto. Ya sé que el sector fundamentalista y “purista” del sanjuanerismo se va a pronunciar radicalmente en contra argumentando que los Usos y Costumbres son inalterables a través del popularizado dicho “ Os estáis cargando la fiestas”. Las fiestas, al igual que los tiempos evolucionan, y en especial las de San Juan, que tienen un componente popular y social muy arraigado. Dos ejemplos, de los muchos que hay, para ilustrar cambios de los elementos festivos que no han desvirtuado en esencia a los Sanjuanes.

Resignación

De aldea en aldea...
2/5/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.083
0

¿ Tienen vergüenza los políticos de este país? ¿ Es para sentirse estafado ante tanta promesa incumplida? ¿En que se ha convertido la política, en el arte de la retórica, del eufemismo y de la caradura? Ante estas preguntas, y muchas más que me formulo, la única respuesta que encuentro es la resignación. No hace ni tres semanas que el gobierno, a través de varios de sus ministros y de manera reiterada, aseveró que no se iba a subir el IVA. Pues bien , a partir de Enero, los impuestos especiales, aquellos que gravan al consumo, y entre los que se encuentra el IVA ,  se van a incrementar. Eso sí, según el súper Ministro de Hacienda, con carácter temporal. ¿Y ahora qué hacemos? ¿ Nos  lo creemos? Lo que está claro es que estas propuestas, que se convierten en medidas que sufrimos los ciudadanos de a pie, son declaraciones que se transforman en juegos de artificio para calmar el “ ansia viva de los mercados”, auténticos devoradores de Soberanía. Esto me lleva a la conclusión de afirmar que la Democracia, el gobierno del pueblo, ya  no existe. Ahora estamos gobernados bajo el palio de una especie de Medrocracia, en donde lo más importante es medrar a través de los poderes que otorga el Estado. Y que por otra parte, este Estado, pone a funcionar todo un engranaje institucional con el fin de proteger sus intereses, totalmente distintos a los del pueblo del que se sustenta.  

Autonomía y otras estridencias.

De aldea en aldea...
25/4/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.088
0

 

No corren buenos tiempos para las Autonomías, esos entes territoriales que escapan de manera directa al control de los mercados, y que bajo el color azul imperante en los gobiernos periféricos, poco dados a estridencias autonomistas, se han ido trasformando en meras delegaciones del Gobierno Central. La tendencia es a globalizar, a prescindir de unas peculiaridades que potencialmente son las valedoras de una identidad que desde los poderes fácticos actuales pretenden minimizar en beneficio de sus propios intereses. Lo preocupante de todo esto es que  la mayoría de la ciudadanía, hipnotizada por los artificios de quien maneja los hilos y por su gran desconocimiento del sistema autonómico asume con una preocupante naturalidad y falta de crítica los dictados del poder.

Como es sabido el pasado lunes se celebraba el día de la Comunidad de Castilla y León, un día que conmemora la derrota de los Comuneros frente a los tropas imperialistas de Carlos V , monarca que pretendía imponer unas estructuras muy semejantes, salvando las distancias, a las que está imponiendo la globalización actual. De la misma manera es conveniente recordar a esa Sociedad Comunera que se constituyó en Soria en Febrero de 1821 recogiendo el espíritu de los Padilla, Bravo y Maldonado, erigiéndose  como estandarte de un liberalismo que pretendía huir de las propuestas tiránicas del Rey, símbolo del poder Absoluto. 

Tiros y Tracas. Estamos de Feria.

De aldea en aldea...
18/4/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.095
0

La casualidad, o la fatalidad, según se mire, ha querido que en estos días coincidiesen unos hechos que han salpimentado el pastel de carne en el que se ha convertido el noticiero cotidiano. Sabido es que el pasado sábado , catorce de abril, los republicanos, aquellos ciudadanos que abogan por la abolición de la monarquía como forma política del Estado, por tener su base en principios de desigualdad , conmemoraban el octogésimo primer aniversario de la Segunda República con más fe y causas que en otras ocasiones. Como decía un convencido activista : “¡La Tercera República está cada vez más cerca; no lo están poniendo a huevo!” . Ilusiones a parte, el motivo causante : las venturas y desventuras de de los miembros de la Realeza Española. Unos personajes que siguen interpretando un papel de folletín decimonónico y que piensan ( igual están en lo correcto) que están por encima del bien y del mal, sin tener en cuenta que los tiempos cambian vertiginosamente y que no basta solamente con sonreír forzadamente para cumplir con sus vacuas funciones. Si lo de los yernos reales “per se” es de traca, hay que sumar las andanzas del gran Jefe de la tribu, que solidarizándose con su pueblo da ejemplos de austeridad y moralidad yéndose a tirotear paquidermos a las tierras del Kalahari. A este paso las figuritas que el Museo de Cera dedica a la familia Real Española van a experimentar derretimientos varios no motivados precisamente por el cambio climático.

Migajas.

De aldea en aldea...
11/4/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.154
0

La pasada semana pudimos conocer con más detalle lo que van a deparar para Soria los Presupuestos Generales del Estado, un episodio más de la percepción de la botella, si medio llena o si medio vacía. El caso es que son cifras de interpretación interesada con el ánimo de justificar lo injustificable y mantener, sectariamente, las posturas encontradas entre las dos fuerzas políticas mayoritarias de este santo Estado, que más allá de catecismos e idearios políticos, es realmente lo que les importa a estos vacuos formalismos partidistas. Independientemente de sí son buenos o malos, calificación que hay que dejar para el cuajo de los políticos, los presupuestos de este año son rácanos e inconclusos para afrontar uno de los temas endémicos de la provincia de Soria, las infraestructuras viarias. Un proyecto que tiene todos los tintes de convertirse en el cuento de “ Pedro y el lobo”. 

Agua y aceite.

De aldea en aldea...
4/4/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.386
0

Hace unos días recibí, vía buzoneo,  el folleto que anunciaba la Semana Santa de Soria. El lema elegido para esta edición es significativo “ Sobria, Austera, Devocional, típicamente Castellana”. Desde el sábado pasado, con el pregón,  hasta el Domingo de Resurrección, las calles e iglesias de la capital se convierten en el marco donde las cofradías penitenciales procesionan a sus imágenes entre fervor y tradición,  dando un toque distinto al ambiente que respiramos en el día a día. Como todos los actos festivos que se celebran en estos tiempos, la Semana Santa , también se ve prostituida por otros intereses, convirtiendo lo que en esencia, para los creyentes, es un periodo de reflexión, ayuno y demás milongas, en un puro espectáculo y por tanto una excusa inmejorable para captar los dineros del  turisteo. Como debe ser. Hace unas décadas, recuerdo entre incredulidad, temor y superstición, como se nos imponía vigilias gastronómicas y  restricciones en lo lúdico festivo. Verdaderamente eran semanas santas de blanco y negro, promesas, mantillas, torrijas, limonadas y mucho congrio con patatas. Era una época en la que las formas, las liturgias, tenían un peso muy grande en la sociedad; ahora también, pero de una manera bien distinta. En los tiempos de hoy las formas son impuestas a golpe de  consumo y antes no quedaba más remedio que amoldarse a esas formas. Por poner un ejemplo, en la semana santa de 1972 el Sorteo de los Jurados de Cuadrilla que coincidía con el Sábado Santo, se adelantó al sábado anterior con el fin de respetar el espíritu cuaresmero.

Mañana, Huelga General, ¿y??

De aldea en aldea...
28/3/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.308
0

 

Y mañana, Huelga General, qué bien. No tengo la menor duda que las huelgas generales actuales son instrumentos inventados por los centros de poder como justificación de las medidas que han adoptado. Un juego mediático que sirve para acallar las voces discrepantes una vez que se ha vociferado durante la jornada preestablecida contra lo divino y lo humano. En los tiempos en los que vivimos, hasta las huelgas, un derecho de naturaleza fundamental, se manipula globalizándolo, convirtiendo lo que es un derecho subjetivo en algo generalizado que desvirtúa la propia esencia de la huelga. La huelga es, además de un derecho, que no se nos olvide, un instrumento para presionar a la empresa con el fin de llegar a un equilibrio en la relación laboral en un determinado ámbito o sector. Esto, pocas veces nos entra en la cabeza. Una vez más, por tanto, con las tramoyas de estos tiempos, los que manejan el cotarro se van a salir con la suya controlando al proletariado permitiendo que se desfoguen durante un día, mientras el resto del año lo único que se les tolera sea un “ sí guana”. Es como lo que le sucedía al buen Caifás al que el Viernes de Toros (antaño día de los casados) le daban rienda suelta hasta la media noche en la que , como cenicienta, debía volver al redil de su Doña en perfectas condiciones de verticalidad. Lo curioso es que la huelga como tal, como instrumento directo, a penas se utiliza en detrimento de la bajada de pantalones que se practica en los tajos, asesorados, en la mayoría de los casos, por los que encabezarán las procesiones de mañana, dando de paso, comienzo a la semana santa  de este año.

Súbditos, o ciudadanos.

De aldea en aldea...
21/3/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.172
0

Como es sabido, el pasado lunes se conmemoraba el bicentenario de la Constitución de Cádiz, una carta magna, que en esencia suponía una revolución. “No somos súbditos, somos ciudadanos”. Esta fue una  de las premisas y consignas que surgieron de la promulgación de la Constitución de 1812, y que pretendía romper con las viejas estructuras del antiguo régimen. Después de doscientos años, es obvio que los tiempos han evolucionado hacia estructuras formalmente más democráticas, pero ¿tenemos claro la diferencia que existe entre ser ciudadano y ser súbdito? O, ¿ sabemos descifrar, con responsabilidad,  eso que tanto hemos escuchado estos días que la Soberanía Nacional reside en el pueblo? En cuanto a lo primero está claro que desde posturas teóricas y formales  somos ciudadanos poseedores de unos derechos y unas libertades que cada vez cuesta más ejercer y practicar, sobre todo en el momento que estamos viviendo en donde las estructuras de clase se ven doblegadas ante el egoísta, hipócrita y despiadado poder del capital. Y en cuanto lo segundo, poco más qué decir, si partimos de la base que el concepto de soberanía supone la capacidad para decidir sobre la organización y el reconocimiento de unos derechos y obligaciones que son el pilar de un Estado; cierto es, por tanto, con la coyuntura socio política actual, que quien está marcando las reglas del juego y el camino a seguir no es precisamente el pueblo.