Sobremesas navideñas

De aldea en aldea...
4/1/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.330
0

No es un tópico el dicho de “  Una Navidad más , un año más”. Este año he empezado, y lo digo sinceramente, a sentir el peso de los años. No lo digo por que no me sienta joven, sino por la cantidad de recuerdos que uno saca a relucir en estas fechas, y sobre todo por que durante estos días el sentimiento que percibo es distinto al que percibía otros años. Cuando se es niño la Navidad es magia e ilusión que se ambienta en un teatrillo del que uno se siente el coprotagonista  de un cuento fantástico e inexplicable. A medida que se va creciendo la ilusión y la magia se difuminan perdiendo protagonismo frente a cuestiones mucho más materiales y mundanas; es la época en la que tiendes a despegarte de la familia y buscas el refugio en la compañía de los amigos con los que saboreas las mieles de la adolescencia y su prórroga, festejando de la misma manera Navidad, Carnaval, Semana Santa y las Fiestas de San Juan. Luego, la edad te saca de la vorágine festiva y te introduce, de nuevo, en el redil familiar, convirtiéndote en el narrador del teatrillo de la ilusión y de la magia. Por arte de “birli y birloque” te conviertes en mago.  Ahora estoy en la época de saborear los recuerdos; de disfrutar de la nostalgia, de la añoranza de unos tiempos que no volveré a  alcanzar, a través de largas sobremesas donde la relatividad del tiempo pierde su noción, y en donde recordar se convierte en un ejercicio de Fantasía.

Balance

De aldea en aldea...
28/12/11
José Ángel de Miguel Pérez
1.381
0

 

A estas alturas del calendario, como viene siendo habitual, se suele hacer balance de lo acontecido en el año que estamos a punto de ver terminar. Es ésta una buena práctica, más que nada, para en lo sucesivo, evitar caer en los errores cometidos y pensar durante diez minutos lo que hemos hecho en trescientos sesenta y cinco días. En lo tocante a la calle, desde mi perspectiva ha sido un periodo muy similar a los inmediatamente anteriores. Cierto que ha sido un año de elecciones y eso le da cierta gracia al cotarro, a pesar de la sombra de la crisis, perpetuada en la provincia desde tiempos inmemoriales, y que este año se ha hecho más alargada.

A nivel político las cosas poco han cambiado. Salvo alguna excepción, los mismos están donde siempre. El Carlismo se ha asentado en el Ayuntamiento de la capital, con una mayoría que le hace , no sólo gobernar a su antojo, sino coquetear con miras más altas; en la acera de enfrente, la Diputación sigue capitaneada por el Señor Pardo y sus acólitos; en las Cortes, qué les voy a contar.

Ganamos un presidente, perdemos un diputado.

De aldea en aldea...
21/12/11
José Ángel de Miguel Pérez
1.378
0

A tenor de lo publicado en la última semana, la gran noticia ha sido el nombramiento del nuevo presidente del Congreso de los diputados y a la sazón de las Cortes Generales, el soriano, Jesús Posada Moreno. Todo dios hablando y escribiendo de lo mismo. Un servidor no va ser una excepción.  Las reacciones  al respecto, por parte de los politiquillos locales y gran parte de la ciudadanía de a pie, son de congratulación entre incondicional y escéptica, según del barrio del que provengan,  por tener a un preboste paisano dirigiendo la institución más importante del Estado. Muchos, incautos ellos y ellas, tienen la esperanza de que el nombramiento del ínclito va  a  ser un revulsivo para los intereses de la provincia. Desde luego que ahora es una ocasión muy propicia para demostrarlo tras la pachorra política contrastada en los tiempos pasados por el susodicho. Hay un momento en las bodas, cuando se da la enhorabuena a los novios, que se dicen frases llenas de solemnidad,  que de verdad son para enmarcarlas. Entre estas frases podríamos encontrar una que viene al caso: “ Pierdo un amigo, pero gano a un cuñado”. Pues eso, perdemos un diputado, pero ganamos un presidente. Menuda diferencia, donde va a parar.

Al verlas venir... como siempre

De aldea en aldea...
14/12/11
José Ángel de Miguel Pérez
1.417
0

 

Muchas veces me han dicho, respecto a esta columna, que le falta un pelín de optimismo ; que peco de victimismo. No les quito razón. Pero el panorama que tenemos enfrente no es para menos.

El pasado Jueves , aprovechando el día de permiso que nos otorgó el calendario, lo aproveché para dar un garbeo; comer de restaurante y como se suele decir ver el percal. La sorpresa es que paseando por el centro pude observar a muchas personas, que como yo , buscaban sensaciones nuevas que el día a día no les ofrece. A decir verdad , el tiempo, aunque fresco, acompañaba en estos quehaceres, e incluso el tímido sol de invierno colaboraba a la hora de retratar lugares y gentes. Intuí que la mayoría de los viandantes procedían de otros lugares. El caso es que la pequeña capital de provincias estaba a rebosar y nos costó dios y ayuda encontrar un sitio para comer. Hasta en el trenecito turístico, tuve que hacer cola. También pude observar como la mayoría de charcuterías, tiendas de productos típicos y recuerdos estaban abiertas dispuestas a vender los estereotipos hechos en las tierras de aventura de Marco Polo. Al atardecer, sobre las cinco de la tarde, carretera y manta y para casa. Atrás quedó una agradable jornada en la Mudejar Teruel.

Hecho Puntual

De aldea en aldea...
7/12/11
José Ángel de Miguel Pérez
1.233
0

 

Lo de un “ hecho puntual” es un expresión que se suele utilizar muy a menudo cuando lo que se pretende es quitar importancia o trascendencia a un hecho que a priori la tiene. Esta  expresión tiende a denotar cierta tolerancia o transigencia con algunas conductas que en rigor deberían ser reprendidas y que en relación con las circunstancias en que se producen se pasan por alto. Excusas.

Tal es el caso de lo sucedido hace un par de semanas en la “ Zona” , en la calle Rota de Caltañazor, en lo que gusta llamar en Soria zona de copas. Al parecer en uno de los establecimientos que proliferan a lo largo de esta calle se estaba vendiendo bebidas alcohólicas a menores, todo ello con motivo de una “Barrilada”. Instruido el asunto por la autoridad competente, a la conclusión a la que llegan las señoras concejalas es muy sencilla: son hechos puntuales, prevengamos, y organicemos ejercicios espirituales dirigidos a los establecimientos hosteleros potencialmente vendedores de alcohol a menores. Todo esto está muy bien e incluso es muy bonito, muy Naif,  pero a estas alturas los establecimientos, creo, que las cosas las tienen muy claras y saben mejor que nadie lo que venden y a quién se lo venden. Independientemente de la venta de alcohol a menores, a donde yo quiero llegar, en un principio es a lo del “hecho puntual“.

Estampas Otoñales

De aldea en aldea...
30/11/11
José Ángel de Miguel Pérez
1.369
0

 

La tarde era fría, pero no demasiado. Es lo que por estas tierras podría calificarse como fresca. Viernes vespertino. El trasiego de gentes por el Collado era superior al  de un día normal de “entresemana”. Como en la película de Juan Antonio Bardem , Calle Mayor, el ambiente provinciano se respiraba en cada metro que se paseaba sobre el enlosado suelto de la principal arteria de la ciudad. Rompiendo el habitual aburrimiento que reflejaba la Calle, el Casino, (un espacio que ha sabido amoldarse, en estos últimos años, a las necesidades culturales e intelectuales de la ciudad sin perder la esencia de tiempos pasados, convirtiéndose en un foro imprescindible y aséptico para el ejercicio de las diversas expresiones) donde en su puerta principal se observaba como la progresía soriana, al igual que en las salidas de misa, comentaban la conferencia ofrecida por Willie Toledo. 

Virgencita, virgencita...

De aldea en aldea...
23/11/11
José Ángel de Miguel Pérez
1.358
0

 

El 20 –N del 2011 ya es historia. Atrás han quedado las últimas elecciones del siglo, que al igual que bodas, partidos  Barça- Madrid  y viceversa, y alguna que otra corrida de toros, han absorbido el interés de los medios, hasta elevar el evento (imprescindible y necesario) a la categoría de espectáculo. No es para menos. Hoy , en cambio, la realidad es otra. Estamos en el día después, en el momento del “ahora qué”, en la última secuencia del “Bienvenido Mister  Marshall” , en la que de manera magistral, Berlanga, retrata la vuelta a la sórdida realidad, donde se ve como los vecinos del pueblo, resignados a su suerte, recogen los bártulos del sarao, una vez que la nube de la ensoñación les ha dejado tirados en el presente del día a día, desinflándolos de sus esperanzas.

No creo que seamos tan incautos si pensamos, y menos en esta provincia, que el tío Rajoy nos va resolver todos los problemas que arrastramos y que nos va devolver al limbo del bienestar y de la certeza. ¿ A caso se va a recuperar el turno de tarde en Norma, o se va a parar la despoblación con la llegada de los populares? Estoy seguro que las cosas van a seguir igual ( ya lo cantó Julio Iglesias, curioso profeta).

Sarnago, el pueblo.

De aldea en aldea...
16/11/11
José Ángel de Miguel Pérez
1.599
1

Mientras echaba un vistazo a mi muro de facebook, ese instrumento social del que dicen que va a cambiar el mundo , a pesar de que todo continúa igual ( o incluso a peor, seamos optimistas), me topé con una agradable sorpresa al ver como los Amigos de Sarnago habían colgado un video de las fiestas de 1982; un documento con un valor etnográfico importantísimo en el que pude descubrir, entre otras cosas, una de las muchas variantes que existen de las festividades de ramos, mozos y móndidas, que tanto proliferan por las Tierras Altas de Soria. Era Agosto, se festejaba a San Bartolo , hacía calor. Parece ser que ese año se recuperaba el rito y la tradición, que hasta ese momento se mantenía de excedencia  . A través de la cinta de Superocho se observa como, aprovechando el veraneo, había muchos hijos del pueblo que a buen seguro volvían al reencuentro con sus Raíces. Probablemente la festividad, antaño, se celebrara en otra época del año, quizás por la Trinidad, aprovechando la vuelta de los rebaños trashumantes.

El Escaño

De aldea en aldea...
9/11/11
José Ángel de Miguel Pérez
1.269
0

No pensaba, a tenor de la última encuesta, que el batacazo del “ SOE” se fuera a notar en nuestra provincia, hasta el punto de llegar a perder el escaño. Todo es posible. El caso es que lo tienen crudo, principalmente, por que la gente necesita un cabeza de turco con la que desquitarse ante el panorama tan poco alentador que tienen encima: Norma, en la comarca de Pinares; Horta , en Arcos de Jalón; Fico Cables, en el Burgo; Almazán, eretizado en casi todo su tejido industrial; una Pac, amenazadora para un campo huérfano , hastiado y despoblado….  Hace un año, el seis de noviembre, miles de sorianos nos lanzamos a la calle con el ánimo de pregonar a los cuatro vientos lo olvidados que estábamos ante las instituciones, y reivindicarnos como un colectivo que está harto de que se le rían a la cara con un repertorio de mofas que rozan la vejación. Hace unas fechas, y por poner un ejemplo, el candidato del Partido Socialista al Congreso de los Diputados y a la sazón pseudo subdelegado del gobierno en la provincia, como el qué no quiere la cosa, justificó la interrupción de las obras de la A-15 a las causas meteorológicas, curiosamente en un mes de Octubre, que salvo los últimos días, habrá sido uno de los octubres más secos y cálidos de los últimos años, y con la añadidura que estos insignes representantes, en Diciembre de 2009, y con no sé cuantos grados bajo cero, en contra de toda ley de la química y la física, apremiaban sin cuartel con el fin de aglomerar el trazado de un tramo de la inconclusa autovía, a sabiendas que al día siguiente tendrían que levantarlo y volver a reafirmar.

Bécquer

De aldea en aldea...
2/11/11
José Ángel de Miguel Pérez
1.709
0

Ahora va a resultar que la figura que nos va sacar de pobres es la de Bécquer, el poeta más tapado de los tres ( los otros dos, Machado y Gerardo Diego) , y a la que quizás no se le ha prestado la atención que requería. Probablemente no ha habido ocasión. Digo esto por que el pasado lunes la respuesta por parte del público respecto a los actos programados para la noche de las ánimas, superó todas las expectativas    ¡Madre de Dios, cuánta gente! La bajada por la Calle Real camino al Sotoplaya podría recordar la mejor bajada de un Lunes de Bailas. Lo más curioso era comprobar como la marea de gente atraía, cual imán, a todo aquel que se encontraba a su paso hasta desembocar en el margen del Duero, donde el fuego fatuo de una señora hoguera, esperaba a modo de cicerone, dando cobijo y calor en el reencuentro con la Leyenda.