Augurios

De aldea en aldea...
16/10/13
José Ángel de Miguel Pérez
1.143
0

Está claro que el PP está implantando su catecismo a través de la varita mágica que le proporciona el Parlamento. No contentos con las anteriores reformas, de tintes neoliberales y confiscatorios, los populares , probablemente presionados por sus lobbies y sus creencias Patricias,  han logrado lo que la teoría de la relatividad  no ha conseguido: Volver al pasado. Y todo ello sin recurrir a armatostes como los que ideó el profético Julio Verne. Ahí tenemos la reciente Ley de la enseñanza, donde la religión ( católica, por supuesto)  vuelve a navegar plácidamente por las aguas de este Estado aconfesional, en donde parece ser más importante el conocimiento de los mandamientos de la Santa Madre Iglesia que el conocer los derechos fundamentales y deberes públicos, o el propio funcionamiento de las instituciones básicas que deben regir los designios de un Estado Social, Democrático y de Derecho; amén de otros contenidos educativos de dudosa eficacia. 

Y no digamos de la Reforma del Régimen Local que con la excusa de los recortes, las Diputaciones, esas entidades que la Constitución ni tan siquiera  reconoce su carácter obligatorio, se disponen a dejar en el ostracismo a todos los municipios de menos de veinte mil habitantes. Lo curioso con todo esto, y no es menos importante, es que se actúa en detrimento de los principios democráticos directos, quebrando el principio constitucional de la autonomía local. El cauce de elección de los diputados provinciales, sabido es, que no se hace directamente por el pueblo como en el ámbito municipal, siendo los partidos políticos con representación mayoritaria y proporcional en los municipios, los que designan a los candidatos. Es lo que podríamos denominar democracia ad hoc, una variante de la partitocracia en la que naufragamos. Así no es de extrañar que el Señor Pardo, a la sazón Presidente de la Diputación de Soria se encuentre exultante. Los augurios le son favorables. Por cierto, mis congratulaciones por la socialización de Puertas Normas. Ver para creer.

Energúmenos.

De aldea en aldea...
9/10/13
José Ángel de Miguel Pérez.
1.029
0

Les voy a poner en situación:  pueblo de la provincia; verbena de noche, aproximadamente  las dos de la madrugada ; empieza a jarrear;  los músicos de la orquesta viendo que el escenario hace aguas por todas partes deciden parar de tocar; por otra parte, apenas cuatro gatos están disfrutando del espectáculo y al ver el panorama se refugian en el pórtico de la iglesia los menos y en el bar petado los más; en esto estamos cuando el follonero del pueblo sale del bar a mear a una esquina cercana y observa que no hay música; increpa a los músicos a que toquen y les amenaza  con que no van a cobrar; los músicos fajados en estas lides ni caso y ante esta indiferencia el energúmeno monta en cólera y empieza a despotricar montando un escándalo que llama la atención de la mayoría que sale del bar haciéndole corrillo e intentando apaciguarle; lo consiguen ; deja de llover; comienza la música  y el susodicho ante el ridículo obtenido y abandonado en su absurda causa se va a casa. Una vez más el de siempre monta el número, tiene su particular minuto de gloria, se pone en evidencia ante los demás y gracias a sus esfuerzos mantiene el sambenito del pueblo ante el resto de pueblos de la comarca.

Baltasar Gracián dijo en una ocasión “ Hay personas que discurren mucho en lo que nada les importa y nada en lo que mucho les convendría”. Esto lo estamos viendo todos los días. Personas que ven como de manera constante se les recorta derechos y prefieren la resignación y el mu como respuesta,  luego en el futbol, por un simple fuera de juego son capaces de guerrear hasta las últimas consecuencias. Esto no es nuevo. Por cierto, para adornar históricamente esta reflexión, un seis de octubre de 1925 el torero aragonés Juan Anlló, Nacional II, halló la muerte en Soria a consecuencia de un botellazo que recibió, como espectador, dos días antes en un tendido de la chata, solo por defender a su compañero y amigo, Emilio Méndez, que se encontraba en el ruedo lidiando al cuarto de la tarde. Una discusión absurda que derivó un suceso muy rentable para ciegos y otros artistas de la legua.  

El Saluda.

De aldea en aldea...
2/10/13
José Ángel de Miguel Pérez
1.083
0

Hoy es el día del patrón, el anacoreta que se refugió en el cerro de Santa Ana. Un ser virtuoso que fue capaz de renunciar a los privilegios de su linaje, despojándose de todas sus riquezas y dedicar el resto de su vida a ayudar al prójimo. Hoy día hubiera sido tildado de  un auténtico “perroflauta”. Bueno, el caso es que estos días de holganza, el Excelentísimo Ayuntamiento de Soria ha tenido a bien, como viene siendo habitual, el programar una serie de actos festivos para honrar al patrón. Como todos los años, también, el consistorio buzonea un ejemplar del Plaza Mayor, el boletín de las Fiestas del Ayuntamiento (así reza en la caratula. Pensaba que las fiestas eran del pueblo o  de la ciudad de Soria. De todas formas un lapsus caudillista lo tiene cualquiera. Qué más da ) Normalmente no suelo leer lo que en él se publica, ya que el formato de la programación festiva suele ser el mismo, groso modo, que el de otros años. 

Por ende tampoco suelo leer el Saluda del Señor Alcalde, principalmente porque no me atrae la literatura de autobombo y platillos que se recogen en esas líneas. Este año ha sido diferente, me lo he leído y me he  sorprendido. Más que una salutación lo que en él se refleja es  una arenga Numantina, una invitación a la reivindicación y a la exigencia; a la lucha contra la resignación ante los compromisos incumplidos ( naturalmente de otras administraciones). Pero también, con la boca pequeña, nos dice que seamos exigentes con el propio Alcalde y su equipo, que a su vez se erige como el Gran Capitán que dirigirá la revindicatio y la defensa  ante las hordas que nos mantienen en el ostracismo. Qué hermosas palabras. Cómo reconforta saber que un alto mandatario ( del pueblo) está con los suyos.

Qué difícil es predicar con el ejemplo y a su vez predicar y dar trigo al mismo tiempo. ¿ No creen que este mismo discurso lo hubieran firmado el mismísimo Artur Mas o el llorado Jesús Gil? San Saturio Bendito apiádate. Me doy por saludado.

 

Berrea.

De aldea en aldea...
25/9/13
José Ángel de Miguel Pérez
1.204
0

Decía Rousseau que la Naturaleza era un libro abierto para todos los ojos, y a fe que tenía razón. Este pasado Fin de Semana me calcé las botas y con camino y buena compañía alcancé el despoblado de Buimanco, una balconada perfecta para vislumbrar un paisaje que evoca innumerables sensaciones, y a su vez, un estimulador perfecto para repensarnos a nosotros mismos. El atardecer era perfecto, las luces del temprano otoño se difuminaban en las ruinas de lo que un día fue un asentamiento vecinal. Entre el monótono sonido de la cencerrada del vacuno se imponía el impaciente berrido del ciervo en su afán de conquistar y reconquistar hembras a  su causa. A medida que la luz se iba apagando la sinfonía de berridos iba in crescendo. Una vez en el caserío derrumbado topamos con la iglesia, feudo, en esta ocasión, de una vaca que acababa de parir y que en ese mismo instante estaba dando buena cuenta de su propia placenta ante la indiferencia de su retoño que se mantenía postrado y mimetizado entre varias zarzas, junto a la arcada que presidía la entrada al templo. Varios bufidos nerviosos sirvieron para entender que nuestra presencia no era del agrado de la recién parida. “ Hace dos horas que ha parido. Nos acerquéis mucho que ésta os la juega”, nos dijo un paisano que venía de coger un caldero de Maguillas. 

Así, por sí las moscas, y también por respeto, decidimos dirigirnos hacia unas terrazas varios metros más abajo y contemplar, con la ayuda de unos prismáticos, la presencia de varias ciervas que salían al claro como respuesta a la llamada de dos machos que distaban entre sí unos quinientos metros. Sólo se escuchaban los berridos enfrentados, al cual más alto y solemne; nosotros en silencio, expectantes, oteando el escenario de los hechos y disfrutando del momento.  Sobre todo los más pequeños, que descubrieron que los documentales de la “ Dos” tenían una base real y no eran series de ficción. De pronto la alarma del Whatsapp sonó e inconscientemente miré al móvil, se trataba de un mensaje: “Angela Merkel gana las elecciones en Alemania”. Roto el  encanto del momento no pude evitar soltar un tímido Brrrrrrrrr.

Sorianos, Catalanes y el resto del mundo.

De aldea en aldea...
18/9/13
José Ángel de Miguel Pérez
1.412
0

Para qué vamos a engañarnos, por aquí, por estas tierras del extremo Duero, no se quiere a los Catalanes, ni mucho ni poco, simplemente no se les quiere. Tan sólo hay que sacar la conversación en un bar o en una peluquería para comprobar tal extremo, y eso a pesar de que muchos de nuestros congéneres y paisanos decidieron marchar hacia esas tierras a matar el hambre y asegurar un futuro. El caso es que sin razón ni fundamento alguno, más de uno contribuiría con su mano de obra a construir un muro que recorriese la marca aragonesa desde los Pirineos hasta la linde con Castellón. Muchos achacan ese resentimiento hacía Cataluña a los propios Sorianos que se marcharon hacia esas tierras, que cuando volvían el día de la fiesta se pavoneaban en el baile alardeando de su buen presente sacando las vergüenzas a los que se habían quedado a conservar el terruño. No creo que el asunto vaya por ahí. De hecho otros paisanos han emigrado a otras tierras y el concepto de las mismas es bien distinto. La razón de la animadversión hacia lo catalán hay que encontrarla en el maniqueísmo en el que estamos sumidos, que es en base parte del motor que mueve nuestro bipolar sistema social; ya saben, o blanco o negro; conmigo o sin mí, este es el negocio y no caben por medio los tonos grises ni las medias tintas. 

Territorialmente e históricamente nos ha tocado vivir en la periferia de la Corte y por tanto, a pesar de ser unos auténticos sufridores y damnificados del centralismo de Madrid, nos posicionamos como vasallos incondicionales a una causa que no es la nuestra, siendo en ocasiones más papistas que el Papa. Dicen que la solución a este problema atávico pasa por el federalismo. Ya me gustaría. Pero sí no tenemos claro, y por lo tanto no hemos asumido lo del autonomismo, como para entender lo de los Estados Federales. Además no interesa, es más rentable dormir con el enemigo y vivir de la afrenta. Lo que tengo claro, a estas alturas de la partida, es que a las mediocracias de uno y otro lado les ha salido un grano en el culo, el Pueblo, sobre todo a la Catalana, capaz de hacer bueno el dicho: “ cuando alguien cree que algo le pertenece debe luchar por ello”. Esto, aquí, se nos ha olvidado.

Una de Tributaciones.

De aldea en aldea...
11/9/13
José Ángel de Miguel Pérez
1.020
0

En el ADN de un ciudadano normal va implícito el recordatorio de la necesidad de contribuir al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con la capacidad económica que uno crea que tiene y mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad. Toda una declaración de intenciones. Lo de apoquinar al erario público para sostener el gasto público que nos proporciona cierto “ bienestar” no es nuevo, si bien es en estos tiempos donde la cantidad y variedad de instrumentos tributarios potencian una de las enfermedades sociales con más presencia en el ambiente, la Depresión Fiscal.

Antaño, las prácticas tributarias eran bien distintas a las de ahora, sobretodo algunas que tenían lugar en el mundo rural que desde la perspectiva que nos otorga esta pretendida modernidad que nos cubre todas nuestras “  necesidades”, las adjetivaría como auténticas excentricidades. Ejemplos quedan, siendo en el ámbito festivo donde se manifiestan con más fuerza elevándose a la categoría de Tradición. Este fin de semana en la localidad de San Felices se celebraban las fiestas en honor al Santo Cristo del Consuelo. Pues bien, con motivo de las mismas se revivió  la tradición de pesar a los recién nacidos cuyo peso resultante debería tributar a la iglesia en forma de trigo. Así fue y de esta manera se colaboró a mantener una tradición que antaño fue una forma de sostener “ servicios colectivos” y que ahora, si se quiere, se ha convertido en un rito que estimula la memoria colectiva del pueblo, conservando parte del patrimonio inmaterial. Algo similar sucede en Deza, además por estas fechas que también celebra las fiestas del Santo Cristo. En esta caso se pesan a los críos con la cruz del Santo Cristo y la romana debe equilibrarse con su equivalente en trigo y con lo que se recaude se destina en sufragar el coste de uno de los toros que se lidiaran y que posteriormente se comerán en hermandad todos los vecinos. Cierto es, desde un punto de vista pragmático, que estas practicas tributarias, con los índices de natalidad actuales, habrían desencadenado irremediablemente en la ruina de la empresa a sufragar. Vamos, más o menos como ahora.

Vedetes

De aldea en aldea...
4/9/13
José Ángel de Miguel Pérez
1.124
0

Solía acontecer en las fiestas de San Saturio. Al igual que ahora que de vez en cuando llega el circo, en la década de los setenta y principios de los ochenta, era habitual que visitara la capital el Teatro Lido. Bien en el teatro cine Avenida o en la carpa que se instalaba al efecto, los sorianos podían disfrutar del arte de la Revista y de paso alegrar la vista ( sobre todo los hombres) ante las esculturales Vedetes que ofrecían grandes dosis de muslamen y de tetamen. Había una figura en especial que volvía loco al personal, se llamaba Tania Doris. Ésta, junto a sus vicetiples, y a  cómicos de enjundia, como Luis Cuenca, Zori, Santos y Codeso, hacían las delicias del público de provincias despertándolo del letargo mental al que estaban acostumbrados.

Con el final de Agosto muchas de las fiestas de los pueblos ponen el colofón y con ello el cerrojo a los mismos. Aún queda Septiembre, que es muy festivo, pero no es lo mismo. El teatrillo en los pueblos también se monta con sainetes, entremeses, juegos florales y mucha prestidigitación. Pero hoy las Vedetes son otras: El político de turno que es invitado, o se auto invita, para dar lustre a la fiesta de turno. Allí los tenemos, presidiendo procesiones, dando pregones, comiendo calderetas, edulcorando Vinos Españoles y sobre todo prometiendo y prometiendo. Hay que ganarse la dieta de verano y a fe que lo consiguen. Suelen ser titulares de noticias, sobre todo cuando visitan las plazas más grandes, y también se convierten en provocadores de la doble moral. Digo esto último porque, en contra de lo que indican las encuestas, el político que forma parte del programa de fiestas del pueblo se encuentra como pez en el agua ya que incluso se ve vitoreado y nunca falta la palmadita en la espalda que refuerza el ego político. Muchos se vienen arriba, se camuflan entre el ambiente vestidos con los chalecos o con los pañuelos de la peña de turno anudados al cuello y acaban firmando autógrafos cual estrella mediática. Al tiempo los veremos anunciados en los programas de fiestas. Hoy las Vedetes son otras. Tierra tragamé.

Tradiciones silenciadas

De aldea en aldea...
28/8/13
José Ángel de Miguel Pérez
1.301
1

Si preguntásemos a los sorianos por el conocimiento de las fiestas rituales que se celebran en la provincia, probablemente podrían dar sólo cuenta de las Fiestas de San Juan de la capital, del Paso del Fuego en San Pedro Manrique, de la Pinochada en Vinuesa y del Toro Jubilo de Medinaceli, amen, naturalmente de las que se celebran en su propio pueblo, si tienen la suerte de tenerlo. Hay muchas fiestas en nuestra provincia, con sus tradiciones y sus rituales, que por la razón que sea son silenciadas, especialmente porque no se conocen, eso es cosa obvia.¿ Pero, por qué no se conocen? Principalmente porque no se divulgan y además porqué no se convierten en un espectáculo para que los medios de comunicación puedan ver rentabilidad. Generalmente estas fiestas se celebran en localidades con tasas de población ínfimas, en las que la mayoría de la gente de arraigo vive en otras tierras y acuden en la fecha señalada a cumplir con la tradición. Es el caso de los ritos que en torno al árbol se celebran en Tierras Altas. En pueblos como Sarnago, Valdelavilla, Diustes, La Ventosa de San Pedro, Matasejún, Palacio de San Pedro, San Pedro Manrique, Las Villasecas…,el árbol tiene un protagonismo especial. Pero probablemente sea en Villar del Río donde el ramo mantenga la esencia de tótem y sea el protagonista principal de la fiesta. 

Según las teorías animistas el árbol alberga vida, ahuyenta a los malos espíritus y es un potenciador de la fecundidad, unos datos que están muy presentes en el ritual que se practica en el Villar del Río. En la madrugada del día 29 de agosto, el Mozo del Ramo con sus acólitos, tras pedir la peseta a las mozas, se disponen a buscar el ejemplar más lustroso de la vega del Cidacos, para después adornarlo con los pañuelos de las mozas casaderas y procesionarlo, junto con la Santa de turno, por todos los rincones del pueblo. Después de cobrar la peseta a las mozas, al anochecer, el acto central de las fiestas, La Corrida del Rosco, una serie de carreras continuas donde los participantes se atusan con las ramas del Ramo a ritmo de una música monótona similar a un mantra. La emoción se siente en el ambiente. Mañana lo pueden comprobar.

Mujeres, hombres y viceversa.

De aldea en aldea...
21/8/13
José Ángel de Miguel Pérez
1.385
0

La Feria de Novios que se celebra en la Burgalesa Briviesca  en el día de San José es una festividad  que rezuma cierto anacronismo. Por lo menos es lo que siempre he pensado hasta ahora. En un principio el origen de esta fiesta era comercial.  En el 19 de Marzo se celebraba una feria con el objeto de intercambiar , comprar y vender semillas y ganado. Aprovechando la coyuntura los padres establecían los contactos pertinentes para que sus vástagos, hembras y varones, formasen parejas que acabasen irremediablemente en futuros matrimonios apalabrados. Era frecuente que los padres contrataran tal estado civil sin el consentimiento de los futuros esposos e incluso con la falta de conocimiento de los futuribles. Posteriormente el Uso se convierte en tradición y los jóvenes de la zona sin el concurso de sus padres acudían a Briviesca con la sana intención de emparejarse forjando  para ello sólidos noviazgos que acabarían en  Boda. Hoy, a consecuencia de los tiempos, la esencia de la fiesta se ha convertido en mera anécdota y durante el día señalado la Reina y sus Damas de Honor reparten claveles y almendras a todos los Novios.

En nuestra provincia también han existido este tipo de instrumentos de socialización cuya única función era el garantizar el acercamiento entre jóvenes casaderos y de esa manera perpetuar estirpes, mantener patrimonios y en cierto modo fijar población. Un ejemplo, de los muchos que hay, es el Sorteo de Novios que tenía lugar a finales de año en la localidad de Villar del Río, tradición, ésta, que se vino celebrando hasta bien entrados los años 80.

Entendía que estos acontecimientos sociales formaban parte de otros tiempos, pero al descubrir que para el próximo sábado se ha organizado en Agreda una Caravana de Mujeres al objeto de emparejar a los Solteros del pueblo, mi manera de pensar ha cambiado. La duda que tengo es si esto se organiza por necesidad (cosa obvia, vivimos en un desierto demográfico)  o por comodidad. Probablemente sean las dos cosas. Otra es que se queden, eso es otro cantar.

El Semáforo.

De aldea en aldea...
7/8/13
José Ángel de Miguel Pérez
1.343
0

En Cidones, Don Antonio, ubicó  la primera parada antes de llegar a las Fuentes del Duero y descubrir, durante el trayecto, la historia de los Alvargonzález. También en Cidones si sitúa un semáforo que ha sido, y es, el desvelo de un ciclista que vio como se las gasta la administración competente en el ejercicio de su potestad sancionadora. Esto que les voy a relatar bien podría ser un cuento e incluso un guión de un cortometraje de posguerra, época en la que la mayoría de la gente usaba alpargata y que lo que más se aproximaba a una especie de derecho era el famoso artículo 33 ( ya saben el de “mi por mis narices”, por no nombrar otros apéndices  masculinos). La historia es la siguiente: Mañana de un día de invierno, un ciclista que circulaba por el arcén de la nacional 234, a unos trescientos metros de iniciar la travesía por la población de Cidones, se topa con una señal que indica que a velocidades superiores a cincuenta kilómetros por hora el semáforo exhibirá una luz roja. El artilugio controlador no detecta al ciclista y no cambia de color ( hay que señalar que de quien estoy hablando no es profesional de los pedales y se pueden imaginar que ni por asomo puede alcanzar la velocidad de 50 Km/hora y menos, como es el caso, en pendiente, pequeña eso sí , pero en definitiva pendiente); de inmediato sale un agente de tráfico, uno solo, le manda parar y denuncia al canto por saltarse el semáforo en rojo; multa de 200 euracos y “ “Toma Moreno”. 

En contra de lo que establece la legislación aplicable la denuncia se lleva a cabo de manera verbal y a partir de ahí lo de siempre cargos, descargos, alegaciones, irregularidades en la tramitación, indefensiones varias y resolución final. Solo queda pagar. De nuevo vuelve a primar la aplicación del sospechoso principio jurídico del “ solve et repete” ( primero paga y luego recurre). Lo frustrante del asunto es que el sufrido ciclista ( del que muchos pensarán : que se joda por saltarse un semáforo en rojo) si quiere recurrir a los tribunales de Justicia tiene que pagar en concepto de tasas el equivalente, más o menos , a la multa impuesta. Ojo que por tirarse un pedo nos pueden imputar un delito medioambiental.