El siete.

De aldea en aldea...
1/8/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.274
0

Siete millones es la cifra. El número siete es muy recurrente en la cultura, estamos rodeados de sietes por todas las partes: las siete notas musicales, los siete colores del arcoíris, los siete pecados capitales, los siete días de la semana, hasta los siete enanitos de Blancanieves . En numerología el siete representa a la espiritualidad, al intelecto, a la sabiduría, a la perfección; pero también representa a la represión. Hemos sabido que el déficit de las residencias de la tercera edad, titularidad de la Diputación, se eleva a siete millones de euros, una cifra , que parece ser, es la que sirve de fundamento para que este servicio público acabe gestionado por manos privadas. El presidente , con ese porte zaplanista con el que galopa, ha manifestado que no están para hacer competencia desleal a las entidades privadas del sector. Cierto que su ilustrísima puede decir lo que quiera, faltaría más, pero debe tener en cuenta una cosa muy importante, que este servicio público, y más en los tiempos que vivimos, no hay que mercantilizarlo en pro del beneficio. 

 

¿ Qué le puede suceder a un anciano, solo, desamparado, por supuesto sin recursos, que quiera hacer uso de estos servicios? ¿ Es la empresa privada la qué debe asumir este servicio? Si es así caro nos va a salir el ir a la feria. En pocos años, al paso que va la burra, el número de usuarios sin recursos demandantes de beneficencia se va incrementar considerablemente. Por otra parte, no me entra en la cabeza que las residencias, en estos tiempos no estén petadas. García Márquez dijo con mucha razón que el día que la mierda tuviera algún valor, los pobres nacerían sin culo. Luego tenemos, en Navalcaballo, el Cylog, unas instalaciones que han costado siete millones ( a la junta) y que están como el aeropuerto de Castellón. Lo de la eficiencia y eficacia debe quedarse en los manuales de los opositores, quiero decir en los libros de ciencia ficción. De nuevo nos han hecho un siete.

Los hiperactivos se mosquean.

De aldea en aldea...
25/7/12
José Ángel de Miguel Pérez.
1.410
0

 

El próximo fin de semana, probablemente, será uno de los más activos en la provincia. Tenemos de todo: el Enclave del agua y sus músicas de tendencia afro, y qué tanto gustan al concejal de cultura capitalino; la travesía en piragua por el Duero; la marcha senderista desde la Cebollera a Santa Inés; El mercado estilo años 20 en el Paseo de San Prudencio; La representación de las Guerras Numantinas en Garray; la celebración de una nueva edición del certamen de Música Tradicional y Mercado Medieval en Molinos de Duero ; el Rallysprint Navaleno-Canicosa; los espectáculos programados en la Ermita ( Berlanga de Duero), bajo los auspicios de Juan Catalina; las fiestas del barrio del Calaverón, en la capital, con motivo del día de Santiago Apostol ; y si alguno no tuviera suficiente puede acercarse a la vecina Peroblasco ( localidad ubicada entre los municipios riojanos de Arnedilllo y Enciso, lindante este último con la soriana Yanguas) donde se celebra la Fiesta de los humos de colores. A buen seguro me he dejado en el tintero otros eventos y que también tienen su importancia y su público.

 

Mucha gente ante tanta oferta coincidente en estas fechas se cabrea y despotrica contra los organizadores de estos actos, probablemente por no contar con ellos a la hora de programar, o por qué no se han puesto de acuerdo entre los propios programadores para facilitar que puedan estar ( “los hiperactivos”)  en todos los saraos. Yo, en cambio, lo entiendo perfectamente. Hay un dicho castizo, asumido por el autóctono residente, que en Soria “ sólo hay dos estaciones: el  invierno y la del tren ( en breve ni esta última)”. Esto lo resume todo. Hay que aprovechar estas canículas para disfrutar de la calle. El problema es si hay gente para todo lo que se organiza y que colme las expectativas depositadas. La respuesta es afirmativa. Hay público para todo y para más; y además estas actividades constituyen un reclamo de calidad al viajero que se deja caer por la provincia y que al toparse con estos tinglaos se sorprende gratamente al no esperarse nada. Todavía, como la fórmula de la Coca Cola, no hemos encontrado, a pesar de la herencia recibida, el secreto de la bilocación de la Sor de Agreda. No nos mosqueemos, es cuestión de preferencias.

Dormir con manta, un lujo.

De aldea en aldea...
18/7/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.339
0

Lo que tiene el verano es que hace mucho calor. En algunas partes de la geografía estatal lo de los cuarenta grados a la sombra empieza a dejar ser una ficción. En el Sur de la península temperaturas nocturnas de veinticuatro grados impiden que se pueda conciliar el sueño con normalidad. Es lo que toca. Siempre estamos quejándonos. Ya se sabe, en invierno por que hace frío, y en verano por que hace calor; que si antes nevaba más, o si ahora las canículas estivales no se soportan. Todo esto sucede, a diferencia de lo que ocurría antes, por qué el tiempo se ha convertido, también, en una noticia de alcance; es decir, la normalidad se ha convertido en noticia. Cierto es que detrás de estas noticias se forjan unas expectativas que condicionan unos resultados económicos, en un sector como el turístico, que dependen mucho de lo que pronostica el hombre del tiempo. En cambio en la Soria del centenario de “ Campos de Castilla”, la tierra sin mesones, triste, noble y poblada de atónitos palurdos, se debería empezar a vender Tiempo. 

 

No me refiero a la percepción de que en Soria las agujas del reloj avanzan más lentamente posibilitando realizar muchas actividades ( que también), me refiero a que aquí se puede dormir con manta por que por las noches refresca ( obviamente hay excepciones).  Ahora, en estas fechas, son muchos los pueblos de la provincia que pateo; hablo con mucha gente, la mayoría hijos de la diáspora que vienen a rememorar tiempos pasados, y todos, a pesar de su condición de jubiletas, me cuentan que el motivo principal de su transitoria vuelta al pueblo es que realmente aquí descansan, y descansan por qué realmente pueden dormir; por qué a las ocho de la tarde pueden salir a andar por las carreteras terciarias sin sofocos; y por qué por la mañana temprano pueden echarse la rebequilla al hombro mientras está esperando al panadero. Aún así hay alguno, que contaminado de la intransigencia urbanita, interpone la oportuna queja ante el pertinente ( y desahuciado) ayuntamiento por los llantos del reloj de la plaza.

Del género tonto.

De aldea en aldea...
11/7/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.475
0

Como mucha gente  también, durante la semana de celebración de los “sanfermines”, desayuno viendo los encierros. Siempre he sentido una gran atracción por el toro bravo, y cuanto más grande es el animal, más. Ya de pequeño, en los veranos que pasaba en Cirujales del Río, esperaba con cierta impaciencia la llegada del atardecer, momento en que llegaban, por las calles estrechas del Traspozo, las vacas atusadas por algún mozo de pueblo dirección a la plaza del pilón. Los más pequeños, subidos en las tapias de los corrales que circundaban el recorrido, manteníamos la respiración cuando llegaba el semental comunal. Después todos a casa. 

A diferencia de los encierros  cotidianos de los pueblos, en  los de Pamplona, entre muchas cosas, hay mucho botarate que egoístamente pone en peligro su vida sin otro  fundamento que salir en las fotos y contarlo allende los mares. Ojo, no critico al que interioriza el sentimiento de pugna entre corredor y morlaco, incluso el que intenta encontrar, como el windsurfista, la carrera perfecta. Yo me refiero al camicace que cargadito de avellanas se expone ante un peligro que le han vendido como una atracción de feria. Estos mismos son los que son capaces de subirse a la Plaza de la Navarrería y tirarse en plancha desde la fuente para que los de abajo tengan la delicadeza de cogerlos antes de catar asfalto; o los mismos que en presencia de espectadores se abrasan los huevos con el gancho de la lumbre. La Fiesta, en lo que tiene de desinhibición permite aflorar, en algunos casos , unos comportamientos anormales y alejados de todo sentido. Mi  abuelo a estos fanfarrones revientafiestas los calificaba como gentes del “ género tonto”. El ejemplo los pasados Sanjuanes, un individuo, mayor de edad y “ sin gota sed” se sube a una farola; ésta se ringa y machaca a los que están debajo. “En realidad, uno no sabe que pensar de la gente, si son idiotas en serio, o si se toman a pecho la burda comedia que representan en todas las horas de sus días y sus noches” ( Stevenson)

Después del baile

De aldea en aldea...
4/7/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.353
0

 

Después de la Sanjuanada, como un jarro de agua fría,  surge la cruda realidad ; el sueño de San Juan ha terminado. Lo bueno es que el verano abrirá las puertas de otras fiestas que producirán el mismo efecto, y aunque sea por unos cortos días, nos aislarán de los recortes, del desempleo, de la Prima de Riesgo y de la madre que la parió. Pero la realidad es la realidad y siempre vuelve, y además para meternos en vereda. En este sentido hay una frase de mi coetáneo Jorge Majfud que esboza perfectamente este pensamiento “Llamamos realidad a la locura que permanece y locura a la realidad que se desvanece”.

El pasado Domingo no pude por menos observar a la comitiva “catacalderas” como en su confraternización con el populacho, se daban un baño de multitudes ( como diría un castizo, más que baño, una duchita). Aristóteles ya se pronunció en su momento: “ No se puede ser y no ser algo al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto”. Allí estaban todos, sonrientes, henchidos de satisfacción (cual monarca después de una cacería) altos y sobre todo muy guapos. El día no era para menos. De pronto un flash de realidad me sacudió en la geta, me restregué los ojos, y como la Santa Compaña, me aparecieron las figuras del Señor Alcalde del municipio y del Señor Presidente de la diputación haciéndose mutuos reproches por las privatizaciones que estaban ejecutando en sus respectivas jurisdicciones ( Guardería y Residencias), mientras bailaban, totalmente compaginados, el vals del Domingo de Calderas, siguiendo la letra que les susurraba el Señor Posada del “ Hoy tiene el sol más destellos…..” 

 

Ficciones aparte, lo cierto es que el tratamiento de la privatización de estos servicios públicos (esenciales para un sector muy amplio de la población) se está convirtiendo en un auténtico sainete, no por el fondo del asunto, que merece otra reflexión, sino por la forma en la que se está llevando. El PP se opone frontalmente a la privatización de la guardería en el Ayuntamiento ( el hecho es que ya estaba privatizada) y en la diputación está a favor de la privatización de las residencias; y el SOE tres cuartos de lo mismo. Ya sé que no es lo mismo, que en un caso hablamos de niños y en el otro de viejos. Bertolt Brecht dijo: “ Cuando la hipocresía es de muy mala calidad, es hora de decir la verdad”.

Que Son 5 Días

De aldea en aldea...
27/6/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.401
0

Hoy en Soria es Miércoles el Pregón. La anestesia de la fiesta va a dejar de lado, durante cinco días,  los temas candentes que nos traen de cabeza en pro del DESBARAJUSTE que supone en nuestras vidas vivir la Sanjuanada a tope. Son días de  cierta ILUSION ya que rompemos con la rutina afrontando las jornadas más esperadas del año, aun a sabiendas que esto tiene un fin muy próximo en esa vuelta de la esquina que supone el Martes a Escuela. Mañana, Jueves, como todos los años POCA PENA vamos a sentir si los novillos llegan o no llegan al coso de San Benito tras ese hermoso desastre que es La Saca, un Totum Revolutum donde caballistas, moteros, gentes de a pie y morlacos convierten lo que en tiempos era un día de trasiego de ganado en un espectacular torneo. El Viernes doce toros y cien toreros convierten a la ciudad en un BULLICIO carnavalero a pesar de que muy pocos son los que dan buena cuenta de las corridas que se lidian en la Plaza, cuyo albero bien podría ser un CUADRO de Barceló. El Sábado Agés se repartirán por los barrios todo tipo de Tajadas y se tirará mucho de Bota para subir las pujas en la subasta de unos “Despojos”, que como dijo mi amigo Benji, el Belga, eran de toros deformes, ya que no daba crédito al ver como el toro cuadrillero contaba con varios rabos, innumerables solomillos y lomos, y cuatro orejas.

El Patoso.

De aldea en aldea...
20/6/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.226
0

Que el vino alegra el instinto y , además, apaga la sed debe ser cosa del lirismo Sanjuanero. Sabido es, por otra parte, según la biblia de los Sanjuanes, el cancionero de Don Jesús Hernández de la Iglesia, que tres son los elementos consustanciales de las Fiestas de San Juan : El Sol, el Vino  y el Toro. Sin estos mimbres difícilmente estas fiestas son lo que son. De estos tres principios activos, el vino , es el que más se ha transformado convirtiéndose en otros derivados ( como el calimocho) o sustituido por otras bebidas populares más refrescantes, como la cerveza, perdiendo cierto peso material en la fiesta, que no espiritual. A lo que voy es que el alcohol, en muchos casos, lo que provoca es un estado de gilipollez que difícilmente puede controlarse en ciertas personas, elevando al individuo que la ejerce al estatus de “Patoso”.  A diferencia del “ Gracioso”, sujeto al que la bebida sí alegra el instinto,  el “ Patoso” tiene la capacidad de decir la palabra más inadecuada en el momento más inoportuno, metiendo la pata hasta el sobaco ( de ahí el apelativo). Suele extralimitarse en las confianzas y mosquearse en la réplica sin justificación alguna. Es muy propio en esta especie de cansinos el abordar, principalmente, a gente que no conoce directamente poniendo en evidencia al que tiene que cargar con la cruz de aguantarle durante todos sus tragos. En los festejos que se celebran en el monte Valonsadero, además de haber toros, hay mucho Patoso. Para prueba un botón.

Somos Trashumantes

De aldea en aldea...
13/6/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.220
0

 

Pasado San Antonio los rebaños de ovejas regresan a la Sierra triste y callada.  Los Altos del Alba, Montes Claros y el Cayo de Oncala toman el relevo al Valle de Alcudia ofreciendo los mejores pastos con los que mantener una cultura milenaria que no pasa, precisamente, por sus mejores momentos. A partir de mañana, al igual que antaño, las ovejas ( unas mil cabezas) volverán careando por las olvidadas cañadas, cordeles y veredas. Una magnífica iniciativa de la Mancomunidad de Tierras Altas y los Ayuntamientos de  Oncala y de las Aldehuelas de cara a  poner en liza una cultura que ha sido fundamental para marcar el carácter del Soriano y de paso vender turísticamente un territorio lleno de un patrimonio natural, histórico, artístico y etnográfico de valor incalculable, que pueda sacar del ostracismo a esta zona insuflando una bocanada de aire fresco al desarrollo de la comarca. Según el programa organizado el que esté interesado va a poder disfrutar de dos jornadas de trashumancia por la Cañada Real Soriana participando en el trajinar del ganado hasta el recibimiento triunfal por las calles de Oncala, cual huestes vencedoras. Una fiesta que hace comarca y que rememora unas artes que fueron esenciales para la subsistencia de sus gentes hasta que llegara la abolición de los privilegios de la Mesta y derivase en  un declive irreversible para las altas tierras. La oportunidad está servida y aquel que quiera dormir al raso ; conocer lo que sentían los rabadanes,  los mayorales o los sobrados; preparar las trebedes para posteriormente dar buena cuenta de unas migas o una caldereta auténtica; o participar de un trasnocho donde las historias de lobos, mastines, corderas y pastores hurten el sueño, ya sabe lo que tiene que hacer. Sumarse a la comitiva. 

Cagüen...

De aldea en aldea...
6/6/12
José Ángel de Miguel Pérez.
1.252
0

 

Los autobuses que el Ayuntamiento dispone para que el personal se desplace a Valonsadero durante los días en los que se celebran los festejos taurinos dan mucho juego. Me refiero a las conversaciones que se escuchan, como el que no quiere la cosa, entre usuarios bastantes desinhibidos, a consecuencia, sin lugar a dudas, de los vapores primaverales que emanan de la naturaleza del Monte. En esta ocasión los protagonistas fueron dos adolescentes a punto de entrar en quintas los que nos obsequiaron con su verbo ágil y fluido. El azar quiso que los asientos del autobús no estuvieran numerados obligando a los pipiolos a sentarse en filas separadas ubicando al más “ echao palante” junto a una moza Sanjuanera despampanante, más mayor que ellos, colocando, para que nos hagamos una idea, al otro en el asiento de atrás . Durante los  apenas quince minutos que duró la vuelta, las hormonas de los mozalbetes los puso en evidencia sacando a relucir su verborrea más exquisita y de paso demostrar lo machitos que eran. Todo comienza cuando el que está sentado detrás increpa al que se encuentra sentado junto a la moza y le dice que es un guarro y que siempre lleva las uñas negras. El otro, más recio, le contesta balbuceando

–  Cagüen dios te vas a jamar una hostia, puto cabrón…

A lo que el otro en un tono indiferente le responde:

-  Joputa, cierra la boca que vas pedo, joputa.

La Viga.

De aldea en aldea...
30/5/12
José Ángel de Miguel Pérez
1.153
0

El dato es significativo y no deja margen a la duda: “ Si se exige un mínimo de  diez alumnos por centro peligran  diez centros de infantil y primaria de veinticinco localidades, donde actualmente se ofrecen estas enseñanzas…”.  La noticia saltó a la palestra la semana pasada coincidiendo con la Huelga de educación. Mas allá de las consecuencias y los enfoques de estas movilizaciones, los recortes en educación van a ser cruciales para acabar con el mundo rural de la provincia de Soria. ¿ Qué familia de “ Robinsones” va a querer instalarse en un lugar dónde no tienen a mano los servicios básicos y esenciales? Si a esto unimos la visión que los medios de comunicación ofrecen del mundo, girando éste entorno a las grandes metrópolis, el mundo rural está “ caput”, para sopitas y poco más. Imaginemos una familia, padre, madre  y dos críos de diez y ocho años, vecinos de un pueblo que hasta la fecha contaba con una escuela rural de ocho alumnos; la economía familiar basada principalmente en la agricultura y en la ganadería, que tal como están las cosas, salvo contadas excepciones, a penas les permite la subsistencia, que no es poco. ¿Qué hacen? ¿ Colocan a los pequeños en la escuela hogar, o cierran el chiringuito y se buscan la manduca en la ciudad?