Los viejos Rockeros nunca mueren

De aldea en aldea...
5/10/11
José Ángel de Miguel
1.375
0

Los viejos rockeros nunca mueren. Así se pudo constatar el pasado lunes en la Plaza Mayor de Soria con motivo de la celebración del concierto de Barón Rojo, la banda de los hermanos De Castro, que junto a nuestra Banda Municipal de música ofrecieron un concierto de Rock “sinfónico”, que a tenor de la respuesta del gentío, encandiló al personal. Un maridaje, cuanto menos curioso, que atestó la plaza hasta la bandera de todo tipo de público: No faltaron los incondicionales de toda la vida, con sus chupas de cuero y sus camisetas de treinta años peinando canas; los fervorosos seguidores de la Banda Municipal, que lo mismo le da, le da lo mismo, allí donde la Banda toque allí se presentan; la muchachada joven que se ha enganchado a la propuesta de los Barón, al considerarlos un clásico y un grupo de referencia; y un montón de gente, que como la cosa era gratis y no había otra cosa, hasta la hora de cenar, era una buena propuesta para hacer tiempo.

 

De estos últimos, muchos bajaron también por el morbo, la curiosidad de ver dos estilos de hacer música bien  distintos. También es cierto, que hubo alguno, como el Señor Aquilino, que su gozo cayó en un pozo, al comprobar como no fraguó su esperanza de ver tocar “ La Compra”, como dijo él : “ a los chicos de las guitarras” El caso es que la cosa funcionó y el espectáculo colmó las expectativas de todos los que nos dimos cita, hasta el punto de que todos acabamos en una especie de catarsis jaleando, brincando todas las consignas que nos marcaban desde arriba del escenario, coreando letras, que a pesar del paso de los años, no han perdido su significado y su fuerza.

Independientemente del éxito del concierto, me planteo el cómo una banda, contextualizada principalmente en la década de los ochenta , tiene tanto tirón en los tiempos actuales. No es una cosa que me sorprenda, sólo hay que oír “ Resistiré” para darse cuenta de lo poco que hemos cambiado y que las coyunturas sociales siguen manejadas por los mismos (“ Criminales disfrazados, seres sin razón ni piedad, no hay palabras en el mundo que definan vuestra maldad………”) Afortunadamente nos quedan estos viejos rockeros, que aunque sea durante el tiempo que dura un concierto, son capaces de pellizcarnos en la conciencia y en la memoria y nos hagan jalear al unísono ¡ Resistiré hasta el fin! Otra cosa es que les hagamos caso.  Larga vida al Barón

Comentarios