Cuento de Navidad.

De aldea en aldea...
25/12/13
José Ángel de Miguel Pérez
955
0

Ayer por la tarde no me sentía muy católico. Puede que fuera algo que comí o bebí a deshoras, o como dicen los médicos en estos casos, un virus. El hecho es que febril y ligeramente aturdido me acomodé para echar una cabezadita de unas catorce horas. Este tiempo ha dado mucho de sí hasta el punto de revivir el Cuento de Navidad de Dickens, pero esta vez en una versión muy particular. De inmediato se me presentó el fantasma del gran caudillo numantino Megara, y él mismo se ofreció de partenaire para llevarme a la Navidad del pasado, a la del presente y a la del futuro. Apenas me dejaba meter baza. Todo se lo decía el mismo, no me dejaba explicarme, no paraba de hablar y de hablar. Intentaba replicarle y él erre que erre. Incluso en algunas ocasiones se convertía en una auténtica alcahueta.

Lo primero fue transportarnos a la Navidad del pasado. La  Navidad de la infancia, en el pueblo con los abuelos, de aguinaldo y ronda por las calles oscuras y embarradas; de cantina modesta y chato de Perolo que nos daban a los niños; de mesa familiar con los tíos que venían de afuera y en la que las mujeres llevaban la voz cantante y los hombres no daban un palo al agua. Noche en la que el abuelo ejercía de Cabeza de familia y decidía los temas de los que hablar, para después despacharnos con su brindis característico: “ Qué no estemos peor de lo que estamos”. Después a la Misa del Gallo. Del Pasado al Presente pasamos en un Santiamén. Aparecimos en el Parquing de el Espolón, que estaba vacío y luego salimos hacia el macrobotellón autorizado de la Plaza Herradores. La gente solo bebía y bebía; cantar poco y escuchar menos. La lluvia y el aire no lograron aguar la fiesta. De ahí, Megara, me llevó a la Navidad del Futuro. Aparecimos en lo que yo creía que eran las Ruinas de Numancia. Resultó ser Soria dentro de treinta años. La ciudad se mostraba desierta y la poca gente que había se encontraba en la Concatedral en la Misa de Gallo, que en ese tiempo era obligatoria. En ese momento Megara habló : “ Carlos, tu eres el único de salvar esto. Te encomiendo mi espíritu”. Yo le dije que no era Carlos y él me contestó “Hostia, perdona, ya he vuelto a beber”.

Hay que tener...

De aldea en aldea...
18/12/13
José Ángel de Miguel Pérez
903
0

Al final, no es de extrañar que el ciudadano desconfíe de las Instituciones Públicas. Un síntoma más que denota que el Estado Democrático se encuentra enfermo de cierta gravedad. Todo ello se produce, principalmente, por intentar conjugar actuaciones que son incompatibles entre sí, circunstancia que nos llevaría a la quiebra del Estado Social. Cuando al ciudadano se le deja de lado para potenciar los intereses particulares siente que se le están riendo o que se le está estafando de la manera más vil. Muchas veces ni se da cuenta ya que el palabrerío y los juegos de prestidigitación política embaucan al ciudadano como el ascua a la sardina. Lo curioso en estos casos es que el único que parece que lo tiene claro desde el principio es el propio ciudadano, que ve como algunos proyectos son verdaderas idas de olla con difícil salida con las reglas de juego que imperan y que curiosamente los representantes de lo público, constantemente, están empecinados en saltarlas, bordearlas o simplemente comérselas a bocados. De estos “cuentos de lechera” la gente está harta y lo peor de todo es que cuando realmente aparezca un proyecto o una política eficaz que merezca la pena va a suceder como en el cuento de Pedro y el Lobo,  que la ciudadanía se lo tome a risa. Normal. Ahí cerca tenemos los ejemplos de Madrid con el caso Eurovegas y Juegos Olímpicos, y  en Aragón con los casinos y parques temáticos en los Monegros, escenarios típicos del Bienvenido Mister Marshall. 

Aquí también hemos tenido nuestra dosis de chirigota con la sentencia del Tribunal Constitucional referente a la Ciudad del Medio Ambiente, un varapalo en toda regla a las instituciones básicas de la Comunidad Autónoma: A las Cortes por aprobar una ley que atentaba contra principios constitucionales, a la Junta por presentar un proyecto con el ánimo de blindarlo de los controles del derecho, y  al Presidente por ser el cabeza visible del desaguisado. ¿ Ustedes creen qué se están dando mal rato? En absoluto. Ahora entramos en la fase de echar balones fuera, esconder la cabeza como las avestruces, o como la Sra Ruiz,  que ha dicho que en el momento de aprobar la Ley ella no era Procuradora. Hay que tener…… 

Benditos puentes.

De aldea en aldea...
11/12/13
José Ángel de Miguel Pérez
1.005
0

Cada vez que hay un puente como el de la semana pasada la provincia recibe una bocanada de aire fresco revitalizando el espíritu de sus rincones. Sólo hay que echar un vistazo a los pueblos para ver como se levantan los trancos de los portalones y las chimeneas humeantes evidencian las lumbres de los hogares. Vuelve la gente. Los críos corretean por las calles y los frontones retoman su verdadera función más allá de un simple aparcamiento para un solitario apero de labranza. También el sol de Diciembre ha colaborado a que la gente retorne  a los trasnochos de invierno. La culpa de todo esto la tienen las propias gentes de los pueblos, quien a través de sus asociaciones ( y alguna miaja de ayuda que echa alguna administración) , organizan actos atrayentes para que constituyan una excusa para volver al pueblo. Con echar un vistazo a las hojas de este rotativo hemos podido comprobar la gran profusión de actos que se han dado cita en la provincia, unos actos, que como ya he señalado, no sólo son un señuelo para los hijos del pueblo, sino también para aquellos foráneos que han decidido perderse por estas tierras ( y de paso, en mayor o menor medida, dejarse la pasta).

Un ejemplo de todo esto ha sido la Feria del Acebo y del adorno navideño celebrada en Oncala, una actividad que, además de hacer comarca, se está consolidando en el calendario festivo de la provincia ganando cada vez más adeptos. Y todo porque los mimbres que se están utilizando son buenos y la técnica de trenzarlos es la adecuada. Lo que está claro es que aunando fuerzas y realizando actividades complementarias el éxito está garantizado. Por cierto, lo del Belén Viviente de Oncala no es cosa que deba caer en el olvido; es un asunto que además de promocionarlo hay que protegerlo como un bien de interés cultural. Viendo la respuesta de la gente ante estas actividades el motor está en marcha y lo lógico es que no se gripe. No es habitual que el visitante tenga problemas para encontrar un lugar donde comer por estar todos los establecimientos de la zona hasta arriba de reservas. Un dato que evidencia que la fórmula funciona y que las cosas están bien hechas. 

De padres gatos, hijos michinos.

De aldea en aldea...
4/12/13
José Ángel de Miguel Pérez
944
0

El calendario en muchas ocasiones es caprichoso y nos depara ciertas curiosidades no exentas de análisis. El veintisiete de Noviembre de mil novecientos cuarenta y tres contrajeron matrimonio Don Jesús Posada Cacho, por entonces Procurador en Cortes, y Doña Carmen Moreno Navarrete , fruto de dicha unión nació Don Jesús Posada Moreno, nuestro flamante Presidente del Congreso y a la sazón diputado por Soria. Ese mismo día veintisiete de Noviembre, en esta ocasión de mil novecientos cincuenta y cinco, se inauguraba en Navaleno, el grupo de viviendas que llevaba el nombre del padre de nuestro excelso preboste. Cincuenta y ocho años después, la fotografía se repetía( a decir verdad dos días después, el 29 de Noviembre). En esta ocasión en la inauguración del tramo de Autovía Sauquillo del Campo- Almazán. Allí se puede ver como el Señor Posada Moreno acompaña a la Señora Ministra de Fomento en la retirada de la tela azul que cubría el hito que señala la macro obra programada para años atrás. El acto recordaba al que se celebró en diciembre de dos mil nueve bajo las hordas rojas del gobierno socialista. Pero no quiero entrar en comparaciones vacuas y sí centrarme en lo poco que se ha evolucionado ideológicamente en este país y sobre todo en nuestra provincia, me refiero naturalmente a la gente que ostenta el poder o tienen cargos de responsabilidad política o institucional. Insisto, intenten visualizar: dos fotos, la una de mil novecientos cincuenta y cinco, noviembre, pueblecito de Soria, inauguración de un grupo de viviendas; la otra del dos mil trece, pueblecito soriano, noviembre, inauguración de un tramo de autovía; en una el padre y en la otra aparece el hijo, ambos con el mismo marchamo, haciendo bueno el dicho: “ De padres gatos, hijos michinos”. 

El próximo viernes se conmemora el trigésimo quinto aniversario de la Constitución Española. Hay voces totalmente legitimadas que están pidiendo su reforma. Para qué ¿ Para qué sea interpretada y aplicada por los de siempre? Lo llevamos claro. Paul Preston ha dicho reiteradamente: “ Quién no conoce su historia está condenado a repetirla”. Debemos seguir en la inopia.  

Vacas Flacas.

De aldea en aldea...
27/11/13
José Ángel de Miguel Pérez
863
0

La Morena y La Tizona . Así se llamaban las vacas del Tío Rojina. Eran negras como el tizón, cornalonas y veletas. La Morena, recia y mala, durante algún tiempo le daba por embestir. Esto le proporcionó a su dueño una miaja de rédito cuando se la alquilaba a los mozos de otros pueblos para sus capeas y también algún que otro pleito. Le costó domarla. La Tizona era distinta, con más pachorra, aguantaba mejor el yugo y estaba más dispuesta para la labor. Bien amortizó el Tío Rojina los duros que dio por ellas en la Feria de Berlanga.  No era extraño, cuando llegaban estas fechas, escuchar al Tío Rojina, al compás que le marcaban las esquilas de La Morena y La Tizona, eso que decía “ Todo lo cría la tierra/Todo se lo come el sol/Todo lo puede el dinero/ Todo lo vence el amor.”Eran los tres de auténtica raza Serrana. Las vacas murieron de viejas y el tío Rojina  también.

Fue al candor del decreto 51/1995 del 20 de enero, ( el que determinó, entre otras razas, que los bóvidos serranos estaban en peligro de extinción y las ayudas a recibir) cuando la Diputación impulsó un proyecto que fue toda una inyección de moral y romanticismo para la ganadería soriana. Con la explotación de Taniñe se pretendía recuperar una raza que fue santo y seña en la economía soriana. Hoy la tuberculosis, esa enfermedad decimonónica y presente en nuestros tiempos, deja en el aire, como el espíritu de los muertos que vaga por los pagos del purgatorio, la explotación emblemática de la Diputación. El asunto queda en Cuarentena perpetua. Ya. Pero tranquilos, el reservorio genético queda bajo la responsabilidad y el depósito de tres ganaderos privados. Hasta esto se privatiza. Atrás quedan los tiempos donde  se atisbaban  las vacas gordas y los pingües beneficios. Hoy las tornas cambian, a las vacas se les sacrifica y el INE ha dicho que la provincia, en la próxima década va a perder, al paso que va la burra, unos ocho mil habitantes. Fatal coincidencia.

Se equivocaba el Tío Rojina cuando decía que “ Todo lo podía el amor” . De esto último las administraciones públicas no conocen. Normal, sólo son personas jurídicas. A estas alturas no les vamos a pedir peras al olmo. Se resentirán las calderetas de los pueblos. Triste.

Mi gozo en un pozo.

De aldea en aldea...
20/11/13
José Ángel de Miguel Pérez
905
0

Hoy los púlpitos han cambiado de ubicación; los voceros profesionales han cambiado la sotana por la corbata de partido y las misas han perdido terreno ante los mítines del líder. Lo que no han cambiado son los sermones que son prácticamente iguales a pesar del tiempo. No hay fin de semana que no haya un motivo para que un gran líder ( hay muchos) no suelte la soflama de turno ante acólitos incondicionales, que más allá de comprender lo que  se les está diciendo, aclaman al monologuista hasta la extenuación. Normal, es otra manera cualquiera de ganarse el pan sin dar palo al agua. A este respecto, hace unos meses, leí una noticia que puede resultar curiosa : El PP subía de afiliación mientras el resto de formaciones políticas estaban a la baja. Conclusiones : Que el PP lo está haciendo de narices afrontando los retos que le ha puesto la crisis encima de la mesa; que los partidos de la Oposición no saben por donde les da el aire; o que la derecha ofrece más cosas que el resto y la gente viendo el percal se posiciona al lado del sol que más calienta. El caso es que si no es una reunión de simpatizantes en Alpedrete, es la conmemoración del cincuenta aniversario de la traída de las aguas a una barriada de Burgohondo.

Cualquier acto es bueno para que el líder suelte su diatriba y hable de todo menos de lo que realmente tiene que hablar. Todo un arte del escaqueo , la palabrería ( que no de la retórica) y del autobombo. Eric Hoffer ( filósofo Estadounidense, analista de los movimientos de las masas) dijo que “ La Charlatanería en algún grado es indispensable para un liderazgo eficaz”. Desde luego a los líderes de nuestro país estas palabras han calado lo suficiente para que de manera sistemática lo estén cumpliendo a raja tabla . Es por ello por lo que la mayoría de los aspirantes en política se preparan en manos de alfareros que los moldean de tal manera hasta convertirlos en verdaderos líderes del ordeno y mando, barnizados con tintes de democracia. Ante esto tengo una pregunta ¿ Es necesario que el Señor Alcalde, al que yo tenía como paradigma de líder, tenga que recibir un curso de liderazgo? Mi gozo en un pozo. Ya no quedan referentes.

Ética o estética.

De aldea en aldea...
13/11/13
José Ángel de Miguel Pérez
1.009
1

Hay aspectos de la vida social que me llaman poderosamente la atención y de los que no tengo explicación alguna. Tampoco , a decir verdad, me he puesto a encontrarla. Es el caso de la siguiente reflexión respecto a la relación entre ética y estética en el mundo de lo público. Mientras en la política es claro el predominio de la estética ( no entendido como concepto estrictamente filosófico) es decir,  predominio de  lo aparente,  de lo formal ; en el ámbito de la gestión pública, de lo propiamente administrativo, la estética brilla por su ausencia, aun siendo actuaciones éticas. No es nuevo todo esto. De hecho hay una dicotomía en lo tocante a la gestión pública entre lo estrictamente político y la tecnocracia. El motivo de esta cábala hay que encontrarlo en la apertura del puente de Villar del Río, una obra terminada en plazo ( cosa especialmente sorprendente , tratándose de una obra pública) y ajustada al proyecto. En este sentido la administración actuante ha sido lo suficientemente diligente y eficaz, es decir ha sido ética, ha sido consecuente con el fin de lo programado.

Podríamos decir que ha sido hasta fría y calculadora, pero totalmente insensible a la percepción y a lo bello; con una falta de sensibilidad que roza lo insultante. ¿ Se imaginan, salvando las distancias, que en la Catedral de Burgos o en la ermita de San Saturio instalasen un ascensor psicodélico en la fachada principal? Pues algo parecido ha sucedido con el puente de Villar del Río: sobre el lomo de los viejos pilares revitalizados se ha instalado una plataforma de autopista que cumple, eso sí, con toda la normativa vigente ( y más) en materia de carreteras, rompiendo el equilibrio estético de un rincón que era santo y seña del municipio. Cierto, también, que para gusto los colores y habrá de todo como en botica. Pero si queremos vender patrimonio y dinamizar una zona que está en coma, con actuaciones como ésta mal vamos. El caso es que con un poco de imaginación y de voluntad y sin apenas carga presupuestaria, la insensibilidad tiene solución. Ahora, como práctico y ético, el puente es un huevo. Pero lo de estético, lo dejamos para otro momento. Ya saben, cosas mías, puede que no lo vea con buenos ojos.

¿Es necesario?

De aldea en aldea...
6/11/13
José Ángel de Miguel Pérez
922
0

Desde que estuve el pasado sábado en Muro tengo pensamientos muy raros. Seguramente no fuera buena idea participar en el Akelarre con las Brujas del Madero y beber de sus pócimas. Tampoco, creo, que debiera haber invocado a Samael con tanta vehemencia. Luego vienen las consecuencias  y luego pasa lo que pasa,  ya saben, más o menos experimento lo que Santa Teresa sentía cuando escribió lo de “vivo sin vivir en mí/ y tan alta vida espero/ que muero porque no muero”. En realidad al estado misticismo que se desprende del último verso todavía no he llegado, afortunadamente. Los primeros síntomas aparecieron cuando el pasado lunes contemplaba el derribo del Mercado Municipal de Abastos y pude comprobar el amplio espacio que surgía a medida que el desescombro se iba produciendo, dejando al aire una auténtica plaza pública. Una plaza diafana, que bien acondicionada podría servir de mucho a la ciudad. Con estas cavilaciones andaba cuando me encontré con un colega al que , tomando un café, le participé mis opiniones. Enseguida  percibí  como el ceño se le fruncía y el semblante de la cara tornaba de la indiferencia cortesana a la estupefacción piadosa. Pero fue cuando le comenté que no existía necesidad alguna de hacer un nuevo mercado cuando, asustado, dio un paso atrás, pagó los cafés y con una banal excusa puso pies en polvorosa. 

¿Es necesario hacer un nuevo Mercado de Abastos con la que está cayendo y además teniendo un mercado provisional que colma todas las expectativas? Sin duda, este planteamiento, tras la presentación en sociedad del proyecto de mercado municipal, es políticamente incorrecto. Cierto que el proyecto es muy atrayente y no dudo de la lícita finalidad de revitalizar el casco viejo de la ciudad, pero insisto ¿es necesario en estos tiempos, en los que el consumo está a la baja, montar todo ese tinglado? Después de comentar a varias personas más estas cuitas, todas  prefirieron evitar el tema como si fuera un asunto tabú. Pero fue mi amigo Miguelito el que, con confianza y directamente, me aconsejó que pusiera en manos de un profesional, en las manos de un exorcista.

Sarnago.

De aldea en aldea...
30/10/13
José Ángel de Miguel Pérez
1.117
2

Creo recordar que ponía algo así : “ este pueblo está deshabitado pero no está abandonado”. Me llamó la atención ese aviso marcado a sangre y fuego sobre una de las paredes emblemáticas del lugar. Fue la primera vez que visité Sarnago. El invierno daba los últimos zarpazos y el reducto de unos exhaustos ventisqueros me dio la bienvenida mientras la nieve se regalaba a la solana. No había nadie. Efectivamente, enseguida pude comprobar , al contrario que en otros lugares,  incluso algunos habitados, que en ese pueblecito ubicado a 1250 metros de altitud, apostado en la Sierra de la Alcarama había vida. Entendí, también, el por qué muchos autores recibieron la inspiración al pisar esta Tierra.

El pasado jueves, en el Casino Circulo Amistad Numancia, se presentó el número 6 de la Revista Sarnago, bajo los auspicios de la Asociación de Amigos de Sarnago, una publicación que ya es un referente para el mundo rural. De las palabras de su presidente, José María Carrascosa, pude deducir el gran esfuerzo que supone el sacar adelante un proyecto nadando, en la mayoría de los casos, contracorriente; apostando por la cultura como motor dinamizador del pueblo. Es de alabar esta apuesta en estos tiempos de inculturas, involuciones y pesebres vacíos. El apostar, como digo, por la cultura es hacer pedagogía de los valores del pueblo con el objetivo de progresar por el camino de lo auténtico y lo genuino; teniendo a la tradición como referente para encauzar el futuro. De la misma manera comparto las palabras de Carrascosa respecto a que no queda más remedio que unir fuerzas y “estar todos juntos si se quiere hacer algo”, ya que de los centros administrativos, más preocupados en mirarse el ombligo y acicalarse para los medios de comunicación, poco podemos esperar. Significativo, también, es la placa que se colgó con motivo de la acometida del agua en 2008 “ Un pequeño paso para Soria, un gran paso para Sarnago”. Enhorabuena a la Asociación de Amigos de Sarnago por el trigésimo tercer aniversario y por mantener viva la llama de la ruralidad en una zona donde la luz se va apagando lentamente. Un ejemplo a seguir.

Coches

De aldea en aldea...
23/10/13
José Ángel de Miguel Pérez
921
0

Y no se bajaba de la burra. Aseveraba una y otra vez que en Soria no hacía falta el coche. Que apenas había distancias reseñables que se pudieran realizar en menos de media hora. Además, casi rayando el insulto, nos hacía ver que con el transporte público instaurado la excusa de coger el coche se difuminaba por momentos. Esa arrogancia que le proporcionaba el residir en una gran ciudad se diluía a medida que daba buena cuenta del Torrenillo. Es lo que tiene el salir de setas con un dominguero residente en la capital del reino ; al final puede darte la mañana. Con paciencia y estoicidad, por nuestra parte, no lo consiguió. El caso es que algo de razón llevaba. Para desplazarnos por Soria capital quizás no haga falta coche, máxime con las obras que se están acometiendo, con el consiguiente problema circulatorio, que a más de uno, no acostumbrado a estos estorbos, le sacan de sus casillas. Cierto, también, que muchos y muchas cogen el coche para ir a tirar la basura al contenedor de debajo de casa. 

Lo que tengo claro es que Soria capital soporta un número de vehículos muy superior a los que realmente necesita para realizar los desplazamientos habituales (probablemente la Lotería tenga algo que ver). Pero con lo que no estoy en absoluto de acuerdo con mi amigo urbanita es que en Soria no se necesite el coche. Una cosa es usar y otra cosa necesitar ¿ Cómo nos vamos a desplazar a nivel interurbano? ¿ En el famélico y destartalado tren que la conciencia y misericordia que el Estado pone a nuestra disposición? ¿ En avión, en globo sonda, navegando por el Duero? Si a esto añadimos la limitadita red de transporte de viajeros por carretera que opera en Soria ¡ Cómo no vamos a tener un coche, como mínimo, por familia! Y no digamos los paisanos que vivan en la Soria Rural, donde el automóvil, exagerando, es la vida. El coche para el soriano es la manera de comunicarse con el exterior; la libertad de movimientos y la autonomía en el desplazamiento. Sabido esto por el Ayuntamiento capitalino, no ha dudado en tomar una medida sumamente inteligente: subir el impuesto a los vehículos. Hay que hacer caja, las obras mandan. Normal.